Han sido numerosos los galardones obtenidos en los últimos cuarenta años por Santiago Serrano (Villacañas, Toledo, 1942), autor de más de sesenta exposiciones individuales en el circuito internacional y con presencia es ineludible en libros, ensayos o recapitulaciones de la pintura europea del siglo XX. Miembro de la gran generación que despuntó en los años setenta, es hoy uno de los pocos que mantiene intactos aquellos principios éticos y estéticos que marcaron un antes y un después en el devenir del arte español, desde la singularidad expresiva, el inconformismo y el compromiso experimental. En las dos últimas décadas ha intensificado su actividad pictórica sumando numerosas obras sobre papel y técnicas digitales recibiendo, entre otros galardones, el Premio Nacional de Grabado, en trabajos comprometidos y comprometedores cuyos enigmas alcanzan grandes cotas cualitativas, situándose al sur de las modas y al norte de cualquier dogma interpretativo. Un autor consciente de que sus búsquedas son un expediente del silencio bien entendido y, quizás, la prueba de la importancia de seguir pintando.

FONDOS